Hatha Yoga, Mindfulness, Web

Qué es Yoga Mindfulness

…Continuación

 Segunda Parte…..

Realmente, nuestra situación cambia a cada momento, verdaderamente no hay nada a que aferrarse. La impermanencia es un hecho fundamental de la existencia. La práctica es un modo de sintonizar con la experiencia siempre cambiante del momento presente. Es un laboratorio de entrenamiento en el arte de vivir en el momento.
Este enfoque se resume en este lema, ni demasiado tenso ni demasiado flojo, (no fuerzo, pero no dejo de poner interés). Cuando prestamos atención a la respiración, sumamos presencia. Desarrollar el equilibrio es como surfear las olas, nos adaptamos en el proceso dinámico del movimiento de la energía.                                                        

Integrando los obstáculos y dificultades

Tal como escribió Machado “se hace camino al andar”, nuestro viaje se desarrolla según avanzamos. Aprender a poner atención en el viaje es lo que llamamos camino. Muchos maestros han señalado  que el camino es la metaUn gran obstáculo sería mantener unas expectativas muy definidas. Sin embargo, el mismo obstáculo se puede ver de modo diferente, como la  base para reajustar nuestra atención y trabajar con lo que surja. Una vivencia de satisfacción y congruencia puede llevarnos a la autocomplacencia o hacia una mayor apertura y una vivencia de resistencia o aburrimiento puede llevarnos a perder el interés o a observarnos con curiosidad.
Avanzando en el camino, a veces vivimos resistencia a la misma práctica. Podemos encontrar fuertes patrones resistentes: ansiedad, pereza, frivolidad, resentimiento, depresión, solo por citar algunos- que podrían llegar a hacernos sentir que no tiene sentido continuar cultivando la Consciencia.                                                                                                                  
El enfoque revolucionario que podemos tomar es considerar los obstáculos como hitos del camino. Nuestra irritación, aburrimiento, movimientos emocionales, mente errante, o cualquier dificultad sería la base de la práctica. Al examinar estos aspectos difíciles de la experiencia y por tanto permitir que existan sin juicio o manipulación, estamos entrando en un espacio más amplio, nuevo y creativo.


El lema Observar y dejar ir significa que cuando prestamos atención a la respiración y nos damos cuenta de que estamos perdidos en una fantasía o reviviendo un drama, simplemente lo etiquetamos como pensando, y regresamos a la respiración. No hay necesidad de juzgar o evaluar más. Simplemente dejamos ir. NO necesitamos reprimir o ignorar el pensamiento. Tomamos contacto con nuestros pensamientos y emociones, nos familiarizamos con los movimientos y patrones de la mente sin engancharnos a ellos.                                                                                                                        
Esta exploración incluirá desde luego las ondas de pensamientos negativos y emociones que a veces forman una ola de resistencia a la práctica misma. Cuando la resistencia crece, puede ser útil recordar nuestra motivación inicial para practicar, y seguir             adelante simplemente integrando caminos.                                                                                           

El Yoga físico y Mindfulness serían por tanto caminos complementarios de consciencia, que podemos integrar con naturalidad. No son fines en sí,  sino medios para integrar cuerpo y mente, para integrar una actitud atenta y compasiva en la vida cotidiana, para integrar los cambios y dificultades como parte natural de la práctica y del proceso de vivir.

Tomado de revista VerdeMenteAgustin Prieta

Virginia Barba- Servicio Mindfulness

Compartir este articulo:

Tal vez también te interesa ...