Mindfulness, Web

Meditación Guiada Benidorm

 

Meditación Guiada Benidorm

Antes de iniciar la meditación guiada recordamos brevemente el significado de Precisión, Suavidad y Dejar de aferrarse. Son cualidades que ya poseemos pero que podemos potenciar, cultivar y fomentar con la práctica meditativa.

MEDITACIÓN (MINDFULNESS) PARA EL CULTIVO DE LA PRECISIÓN, SUAVIDAD Y DEJAR DE AFERRARSE.

meditacion-guiada-benidormSUAVIDAD: tratarse a uno mismo con bondad

PRECISIÓN: Ser capaz de ver con claridad sin temor a ver lo que realmente esté allí, sea agradable o desagradable.

APERTURA: ser capaz de dejar de aferrarse, y abrirse con curiosidad de mente de principiante.

¿Cómo fomentar estas cualidades en una meditación guiada Benidorm?

PRECISIÓN:

  • Adoptar una buena postura

  • Centrarse en la espiración solamente

  • Cuando caes en la cuenta de que has estado pensando te dices a ti mismo “pensando”.

Fijarte en la espiración cultiva la precisión de tu mente y calificar tus pensamientos como “pensando” estimula también la precisión. Hace que se vuelva más clara y estable.

SUAVIDAD:

Algo que sirve de gran ayuda es cultivar un sentido global de relajación mientras meditamos. (Darse cuenta de si estás tenso, si los hombros están elevados, estómago apretado…etc. y soltar o relajar con paciencia y suavidad).

Con la espiración no sólo madura la precisión de nuestras mentes sino que se estimula esta cualidad de suavidad inherente, bondad, calidez o compasión, porque la atención que ponemos en la respiración es muy suave. Por eso la “consigna es”: “se consciente de tu espiración, fluye con tu espiración” y eso es lo que haces. Percibe la salida del aliento, déjalo ir…”

DEJAR DE AFERRARSE:

El tercer aspecto es la cualidad de abrirse o dejar de aferrarse. Nos ayuda a redescubrir esta habilidad que tenemos de abrirnos más allá de la estrechez de nuestra mente y de dejar de aferrarnos a cualquier tipo de idea fija o de visión limitada de las cosas. La precisión y la suavidad son en cierto modo tangibles. Puedes trabajar en ser más exacto con la espiración, más conciso con la etiqueta de “pensando”. Puedes relajar tu estómago, hombros, cuerpo, puedes ser más suave con tu espiración y más compasivo al designar a tus pensamientos con “pensando”. Pero dejar de aferrarse no es tan fácil. Más bien es el resultado de trabajar con precisión y suavidad. Descubrirás que sucederá espontáneamente, sin forzar. No conviene forzar en nada.

La consigna es practicar, practicar, practicar…

PRÁCTICA MEDITACIÓN GUIADA BENIDORM

Adoptamos una postura cómoda, digna…..

Revisamos cómo esta nuestro cuerpo, hombros, estómago. ¿Está tenso? Allá dónde notes tensión, aplicas la atención, sueltas y sigues respirando…..

Nos centramos en la espiración y soltamos con ella la tensión que haya en nosotros…

Permanecemos unos momentos sin hacer nada en especial….simplemente estar y ser tal como somos en este momento….

Ahora con amabilidad, con cariño y con la curiosidad de un niño comenzamos a centrarnos solamente en la espiración y a notar cómo se desvanece suavemente…

Si caes en la cuenta de que has estado pensando, te dices a ti mismo mentalmente: “pensando”….

Notamos como nos abandonamos con cada espiración….

Cuando aparezca algún pensamiento…con suavidad lo dejamos a un lado diciéndonos “pensando” y nos centramos solamente en la espiración…soltando, con apertura, con curiosidad….

Así cultivamos la precisión, la suavidad y el dejar ir…

Así cultivamos y desarrollamos nuestra curiosidad, con mente de principiante, sin juzgar, sin retener, sin perseguir ninguna experiencia en particular…simplemente estamos presentes con lo que hay en este momento con precisión, suavidad y dejando ir…

Sentir curiosidad implica ser suave, preciso y abierto, o sea ser capaz de dejar de aferrarse manteniendo una actitud abierta….

Con suavidad…tratarse a uno mismo con bondad…

Con precisión, viendo con claridad sin temor a ver lo que realmente esté allí…

Con apertura, dejando ir…y abrirse ampliando el espacio de nuestra conciencia

Aquí y ahora lo practicamos….

Nos centramos en nuestra espiración, suavemente, con cariño, con apertura….

Y al darnos cuenta de que algún pensamiento cruza por nuestra mente nos decimos “pensando” y volvemos suavemente a centrarnos en la espiración…nos abandonamos con ella y a la vez nos abrimos con curiosidad…

Si persiste el pensamiento decimos “pensando” nuevamente…tantas veces como sea necesario y de ese modo seguimos cultivando la precisión, suavidad y el dejar de aferrarse o dejar ir….

Con atención solamente en la espiración…

Para terminar esta meditación…nos damos las gracias por permitirnos estos momentos de andadura hacia nuestro interior….

…s y para salir de la meditación, suavemente nos estiramos, nos movemos y abrimos los ojos.

Lectura inspiradora: La sabiduría de la no-evasión (Pema Chödrön).

Mindfullnes Benidorm Virginia Barba

 

You may also like...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *